Mascarillas defectuosas: la justicia señala a Illa


El juzgado número 14 de Madrid ha abierto diligencias previas contra el exministro de sanidad, Salvador Illa, por presunto delito contra los trabajadores de la sanidad al principio de la pandemia. La querella ha sido presentada por la Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM) -que agrupa a todos los sindicatos médicos del estado español- porque el entonces ministro de Sanidad autorizó facilitar mascarillas no homologadas que, según CESM, no frenaron contagios en los sanitarios.

CESM presentó la querella en abril de 2020 por la gestión de las mascarillas no homologadas que se distribuyeron entre los profesionales sanitarios y que no impidieron contagios entre los mismos en sus puestos de trabajo. En un primer pronunciamiento el Tribunal Supremo consideró prematuro actuar contra el entonces ministro porque “no podía demostrarse que se le pudiera atribuir la responsabilidad de la distribución de las mascarillas saltándose los trámites de homologación que correspondía al Instituto de Salud Carlos III.” Por esta razón, ordenó que se derivase al juzgado de Instrucción, se investigase y si se confirmaba que Illa tenía implicación y seguía aforado, que la causa volviera al Supremo.

Presunto delito contra los derechos de los trabajadores

El auto del juez señala que se deben incoar diligencias previas por el presunto delito contra los derechos de los trabajadores contra Salvador Illa Roca para lo que exige que se dé traslado al Ministerio Fiscal con la finalidad de que informe sobre la competencia de este órgano o del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, habida cuenta del carácter de aforado del querellado.

Por el momento, CESM -que acoge “con satisfacción la noticia”- se mantiene a la espera del informe que elabore el fiscal para que posteriormente pueda presentar alegaciones antes de que sea el juez quien adopte la decisión sobre esta causa.

Más de un millar de sanitarios estuvieron aislados y miles se sometieron a las pruebas de detección del SARS-CoV-2 tras quedar expuestos al coronavirus por utilizar mascarillas defectuosas de un lote cuya retirada fue ordenada. El Ministerio de Sanidad no supo decir cuántas de las mascarillas del lote —de 350.00 o 400.000 unidades, según las fuentes—, no cumplían los requisitos. Sanidad admitió que la falta de equipos de protección desde que estalló la crisis favoreció las infecciones entre el colectivo, que acumulaba entonces el 15% de los contagios. En esos días, en el Estado español, hubo 31.000 sanitarios en las listas oficiales de afectados, con decenas de fallecidos —34 entre los médicos—, aunque la cifra real se estima mayor. Sólo entre el personal de enfermería, según una encuesta de sus colegios, hubo 70.000 positivos.

Publicado por neusagullo

Periodista de profesión, mi pasión es escribir en todos los soportes posibles: online -blog y redes sociales- y offline. Apasionada por la Comunicación, el Marketing, la Relación Pública y Organización de Eventos. Asimismo, dedico tiempo a la Literatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: