La técnica de la piedra gris


En cumplimiento a los prometido en el post anterior, titulado “10 tips para detectar personas dañinas”, en el que sugería la posibilidad de sobrellevar a personas dañinas que no podemos evitar -por imperativos laborales o incluso familiares- he recopilado información proviniente de especialistas en psicología sobre la alternativa que queda: utilizar la técnica psicológica de la piedra gris. Es una técnica para poder interactuar con personas manipuladoras y abusivas. Esto puede incluir personas con trastorno narcisista de la personalidad o trastorno de personalidad anti-social, así como personas tóxicas.

Esta estrategia implica convertirse en la persona más aburrida y poco interesante sobre la faz de la tierra cuando interactúas con una persona manipuladora. Consiste en no reaccionar de forma emocional con independencia de cuál sea la interacción, dar respuestas cortas y concisas, no mostrar ningún tipo de emoción. Esto es, ser tan aburrida y poco estimulante como una piedra gris. De lógica es que sólo tú debes saber que estás aplicando esta estrategia, de lo contrario no tendrá efecto.

Puesto que las personas con personalidades manipuladoras se alimentan del drama, cuanto más aburrido te muestres, menos margen le darás a la persona manipuladora para interesarse en tí. Los expertos recomiendan utilizarla sólo cuando no se pueda evitar a esa persona, puesto que de tratarse de una relación que establezcas de forma elegida, tienes otras soluciones como alejarte. Y desde luego, no hay que dejar de lado que si te está acosando y pone en peligro tu seguridad, no dudes en buscar asesoramiento profesional e incluso legal.

La regla de oro

Si has decidido que vas a ser más soso que una mata de habas para terminar con la situación, aquí va la regla de oro: no inicies tú la interacción, a menos que sea absolutamente necesario. Cuando nos referimos a ninguna interacción va desde la expresión verbal, escrita e incluso miradas. Estás por otras cosas, por otras personas y en tu mundo.

Si la persona narcisista o manipuladora te hace preguntas que no puedes evitar responder, mantén la cara neutra y una respuesta corta y clara. Si puedes hacerlo, únicamente utiliza monosílabos como “sí”, “no” o “bien”.

Si necesitas responder a preguntas relacionadas con el trabajo de manera más completa, no incluyas en tu respuesta una opinión personal o una emoción. Esto puede ayudar a evitar que la persona se dé cuenta de los temas con los que podría intentar manipularte.

Las personas narcisistas necesitan atención de los demás. Al prestar atención a otra actividad, estarás enviando el mensaje indirecto de que no le puedes dar lo que necesita y llegará solit@ a la conclusión de que es mejor que lo busque en otro lugar.

Si no tienes algo cerca para distraerte, puedes intentar desconectarte y concentrarte mentalmente en algo más agradable, como tu lugar favorito, una persona que realmente te importa o dónde te gustaría pasar unas vacaciones inolvidables.

¿Cuándo el mail es ideal?

En algunas situaciones es posible que debas tener conversaciones bastante regulares con una persona tóxica o abusiva. Tal vez un familiar o alguien del trabajo tiene rasgos narcisistas o tienes hijos en común con un ex manipulador y te tiene frit@.

La comunicación electrónica puede funcionar muy bien aquí, ya que hacerlo te permite evitar interacciones prolongadas que podrían causar estrés y dificultar el mantenimiento de fachada de piedra gris. Responde directamente al tema a resolver en cuestión, manteniendo las respuestas lo más breves posible, sin explicaciones y sin justificaciones. Si se responden con un «sí», «no» o «no sé» no te alargues más, en el caso de que tengáis que acordar algo de sobre hijos u otros familiares. Si tienes un horario de crianza o cuidados compartidos, limita la comunicación a las horas de entrega y recogida.

Comunicación por mail en el trabajo

En el ambiente laboral, sí se recomienda mantener en el mail las mínimas fórmulas de cortesía, pero aplica el tratamiento de mayor distancia que el de más familiaridad. Es decir, responde con educación y neutralidad, como buenos días o buenas tardes, afirma o niega o comunica tu desconocimiento. Si te pregunta por algo que no es de tu ámbito de responsabilidad y sabes quién es el/la responsable, sugiere sucintamente a quien puede dirigirse. Cierra el mail con el despido de educación que usarías con alguien con quien debes “mantener las distancias”. Nunca, hasta luego. Como mucho un “saludos”.

¿Por qué esta excepción en el mundo laboral? Porque no se trata de dificultar la fluidez del trabajo -lo cual perjudicaría a la empresa- o incluso podría agarrarse a tu falta de formas y falta de ayuda para perjudicarte laboralmente ante los superiores. Sé correct@, cumple con tu trabajo, afirma que esas responsabilidades no las llevas tú e incluso -sólo si lo tienes muy claro- dile qué departamento o persona lo lleva. Recuerda siempre recurrir al “creo” para que no te busque líos a quien le estás redireccionando. Sólo si tu trabajo consiste en reconducir información interna no expreses ni sombra de duda.

Cuándo no sirve la técnica de la piedra gris

La técnica de la piedra gris es un paliativo para evitar daños mayores pero en ningún caso deber ser considerada como una solución permanente a una relación abusiva. Si no lo puedes gestionar solo, no dudes en pedir ayuda a un terapeuta.

Las personas narcisistas, tóxicas o emocionalmente abusivas pueden ser bastante difíciles de tratar, por decirlo suavemente. Pueden mentir, crear drama o discutir con frecuencia. Con el tiempo, tácticas de manipulación como el gaslighting, las humillaciones, las luchas de poder o las mentiras patológicas puede desgastarte, afectar a tu autoestima y hacer cuestionarte. Cortar el contacto con las personas tóxicas es en la mayoría de los casos la única forma de evitar que sigan causando daño emocional y psicológico.

¿Qué es el gaslighting?

Cuidadín con ello. Es lo que se conoce como “luz de gas”. En psicología tiene una acepción más amplia que en el lenguaje coloquial.

Frases delatoras del gaslighting:

-“¿Qué dices, estás loc@? Eso no ha pasado nunca”

-“Eres demasiado sensible”

-“Te lo estás inventando”

-“Eres muy difícil”

El gaslighting, una forma de abuso emocional y psicológico que hace que la persona que es objeto de ella se cuestione sus propios sentimientos, instintos, pensamientos y salud mental, dando a la persona abusiva -generalmente un(a) narcisista- el poder y el control.

El término tiene su origen en la película británica “Gaslight” de 1940, dirigida por Thorold Dickinson, basada en la obra teatral “Gas Light”, -conocida como “Angel Street” en USA-, de 1938, escrita por Patrick Hamilton. En la película, un hombre manipula a su mujer para convencerla de que está loca y así poder robarle una fortuna que ésta tiene escondida. Esconde cosas como cuadros, joyas,.. haciéndole pensar que ella es la responsable de esas pérdidas pero que no lo recuerda. El término se refiere a las luces de gas que el marido utiliza en el ático mientras busca la fortuna escondida. La mujer ve las luces pero el marido insiste en que está desvariando.

Una vez que el/la narcisista -u otro tipo de persona abusiva- ha utilizado el gaslighting para quebrar la habilidad de la víctima para confiar en sus propias percepciones y creencias, hay más probabilidades de que la víctima se quede en la relación abusiva, porque él/ella empezará a creer que no puede vivir sin el/la narcisista u otro tipo de persona abusiva.

El gaslighting normalmente ocurre en una relación de forma gradual – tanto que al principio las acciones del/de la narcisista -u otro tipo de persona abusiva- parecerán inofensivas. Con el paso del tiempo, la víctima acaba padeciendo ansiedad, aislamiento, confusión, depresión,.. perdiendo una total noción de lo que está ocurriendo en realidad.

El gaslighting es de las formás más abusivas y agresivas que hay de abuso emocional y psicológico. Estar expuest@ a ella durante un periodo largo de tiempo puede ser psicológicamente devastador para la víctima, destrozándole la autoestima y haciéndole dudar de su propia salud mental. Si crees que estás siendo objeto de gaslighting -tu pareja, padre y/o madre, herman@s, amig@…- es importante que busques ayuda. Haz lo necesario para mantenerte san@ mentalmente y salvo del/de la narcisista u otro tipo de persona abusiva.

Publicado por neusagullo

Periodista de profesión, mi pasión es escribir en todos los soportes posibles: online -blog y redes sociales- y offline. Apasionada por la Comunicación, el Marketing, la Relación Pública y Organización de Eventos. Asimismo, dedico tiempo a la Literatura.

Un comentario en “La técnica de la piedra gris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: