Guerra en el Valdepeñas


Todas las bodegas de Valdepeñas que están siendo investigadas han emitido comunicados al respecto sobre la investigación abierta por la Audiencia Nacional para comprobar si cuatro bodegas de Valdepeñas estafaron a sus clientes comercializando vinos de crianza, reserva y gran reserva, caldos que -presuntamente- no cumplían con los requisitos de elaboración de los mismos, ni el periodo mínimo de envejecimiento, ni la permanencia en barrica de roble, ni en botella.

Investigarán las bodegas Félix Solís, García Carrión, Navarro López y Fernando Castro por la supuesta irregular comercialización de caldos

Extracto de la documentación facilitada por la Audiencia Nacional

La denuncia argumenta que las etiquetas de los Valdepeñas comercializados indicaban en ciertos casos que se trataba de “reserva o gran reserva”, hecho que para la Audiencia Nacional podría ser información relevante y engañosa al consumidor sobre las características del producto, ya que el contenido de ésas botellas se podría poder elaborado sin mantener el respeto a los tiempos de envejecimiento en barrica.

Investiga las bodegas

Los datos que acompañan la denuncia parecen señalar un desajuste entre los litros vendidos por las cuatro bodegas y los declarados oficialmente ante la Asociación Interprofesional de la DOP Valdepeñas durante el año 2018. Más información sobre la denuncia en mi post de ayer titulado:

“Investigan bodegas de Valdepeñas”

Clic en el enlace al artículo sobre lo dispuesto por la Audiencia Nacional
Bodegas García Carrión

García Carrión, parte denunciante ahora

Por un lado, el grupo García Carrión aclara en un comunicado que han sido ellos quiénes han “denunciado, junto a los agricultores, los hechos que ahora se van a investigar en la Audiencia Nacional”. Según el comunicado, “García Carrión ha propuesto medidas de transparencia en el seno de la Asociación Interprofesional de la Denominación de Origen de Valdepeñas (AIDO) que no han prosperado por el bloqueo de Felix Solís, Navarro López y Fernando Castro, pero que los Tribunales están implantando. El Auto de 19/11/20 del Juzgado de Primera Instancia de Valdepeñas ha dado la razón a García Carrión permitiendo poner etiquetas específicas para cada tipo de vino”, señalan.

Ante todo el barullo mediático por la investigación judicial, García Carrión alerta que: “la situación es insostenible en la AIDO: Sin Presidente, sin Secretario, sin Sector Productor, sin Junta Directiva, y gobernada por Félix Solís sin control (Carlos Nieto, actual presidente, es trabajador y mano derecha suya)”.

En este sentido informan que han pedido a la Presidencia de la CCAA de Castilla la Mancha “la intervención de la AIDO de Valdepeñas, nombrando un presidente y secretario independientes, y modificando los estatutos para que sean democráticos (que sus decisiones se puedan tomar por mayoría simple)”.

Por último, añaden que en su deseo de “prestigiar la Denominación de Origen de Valdepeñas”, harán “todo lo que esté en su mano para ello y, especialmente, lo preciso para que se controlen y se pongan medidas eficaces para evitar el fraude en la comercialización de los vinos de la D.O., y ejercerá las acciones legales que le asisten para ello”, concluyen.

Bodegas Félix Solís

Félix Solís había pedido auditoría en 2019

Así, en una nota remitida a medios, la bodega Félix Solís pone de manifiesto que su bodega “lleva pidiendo una auditoría externa y completa de todos los vinos de la DOP desde 2019, la cual fue finalmente aprobada en septiembre de 2020 por todas las bodegas y agricultores, con el único voto en contra de García Carrión. Dicha auditoría se está llevando a cabo en estas fechas y añaden que “por nuestra parte y en nuestra voluntad de aclarar estas discrepancias en las cifras de la DOP Valdepeñas, hemos actuado con total transparencia y puertas abiertas”.

Asimismo señalan que será la actual investigación la que determine si “los hechos son ciertos y a qué operadores afectan. Por nuestra parte estamos tranquilos y tenemos todos los controles en regla que garantizan que nuestros vinos cumplen con las reglas de la DO Valdepeñas, incluyendo la relativa a producción y clasificación de vinos criados en barricas”, subrayan.

En este sentido recuerdan que esta investigación tiene su inicio en “una denuncia genérica de las asociaciones agrarias hacia todos los operadores de la DOP Valdepeñas, no la inicia García Carrión, cuyo habitual proceder sumándose luego a dicha denuncia no ha evitado que acabe pasando de denunciante a imputado”.

“Nos sorprende que García Carrión se reivindique como denunciante y adalid de la transparencia cuando está investigado y es el único actor de la DOP que se ha opuesto a la auditoría externa”, concluyen.

Bodegas Navarro López

Navarro López se desmarca de las acusaciones de fraude

Bodegas Navarro López, en su comunicado, pretende transmitir absoluta tranquilidad ante las informaciones publicadas en medios de comunicación sobre la investigación de la Audiencia Nacional a dicha bodega, que -según sostiene la dirección de la bodega- “pueden haber generado confusión sobre la calidad de sus vinos o sus requisitos de elaboración”.

Aseguran que “actúa bajo la máxima legalidad y certificación de sus vinos dentro del marco de las normas establecidas en la Interprofesional de la Denominación de Origen Valdepeñas, por lo que se desmarca de las acusaciones generales de fraude y falsedad documental y se muestra como siempre a disposición de poder aclarar cualquier duda al respecto”.

Bodegas Fernando Castro

Fernando Castro se deshace en explicaciones

El comunicado de dicha bodega dice seguir sistemas de calidad para cumplir lo exigido por las administraciones y denominación de origen. Textualmente dice en su comunicado: “la Sociedad Bodegas Fernando Castro, S.L., tiene en pleno funcionamiento en sus instalaciones diversos sistemas de calidad para cumplir con las exigencias de las Administraciones y organismos de control para el envasado y comercialización de todos sus vinos con Denominación de Origen Valdepeñas”.

Detallan que opera de acuerdo “con la normativa vigente regulada por el Ministerio de Agricultura y, además, de forma periódica a lo largo de cada campaña, es auditada por las distintas entidades de certificación, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y Consejos Reguladores, en todos los ámbitos de control, esto es, movimientos de graneles, procesos de elaboración, mezclas y adiciones, expedición de tirillas y etiquetado final.”

Explica que “en mayo de 2016, el Consejo Regulador (Asociación Interprofesional de la D.O.P. Valdepeñas) aprobó un “DECÁLOGO DE ACUERDOS” que, entre otras medidas, introdujo un periodo de transición para la correcta trazabilidad del vino envejecido de cosechas anteriores y posteriores a 2016, estableciendo, de forma transitoria, el uso de un etiquetado genérico, absolutamente correcto y que no reduce, en ningún caso, la calidad en el mercado del producto comercializado, como lo atestiguan los múltiples reconocimientos y galardones recibidos por nuestros productos en el mercado internacional.”

Esta autorregulación sectorial ha supuesto que todas las bodegas acogidas a la D.O. Valdepeñas hayan realizado fuertes inversiones en infraestructuras -valora la empresa en el comunicado- “respaldando la correcta comercialización de los vinos D.O. Valdepeñas, además de que ya opera un contraetiquetado oficial específico para los vinos Crianza y para los Reserva, previsto en el citado decálogo de 2016.”

Asimismo, el comunicado profundiza que “desde la Asociación sectorial ASEVIVALDEPEÑAS -de la que forma parte Bodegas Fernando Castro- se propuso la intervención de una empresa especializada e independiente que, tomando en consideración los Libros Oficiales de Agricultura de cada operador, en los que se recoge la entrada y salida de los procesos de envejecimiento de los vinos, realizase una auditoria externa de las declaraciones de volúmenes presentadas individualmente por todos los operadores, para comparar los datos obtenidos con el número de barricas registradas de las que dispone cada bodega. Esta medida de transparencia ya está en marcha.”

La bodega -que se ofrece para colaborar para que el sector vinícola de CastillaLa Mancha se despoje de cualquier desconfianza en cuanto a la calidad y los procedimientos de producción de sus vinos- considera que la información publicada sobre el descuadre entre ventas de vino y datos declarados “es totalmente érronea puesto que alude a un descuadre de datos entre las ventas de vino declaradas y los datos declarados por cuatro supuestos clientes, dándose la circunstancia de que las empresas a las que se alude en la información no son clientes directos ni indirectos de Bodegas Fernando Castro”. E informan de que “nos encontramos ante una información inexacta que habrá de ser rectificada, para lo que ya está trabajando el equipo jurídico de esta bodega.”

Personalmente, considero que la trascendencia de una guerra comercial entre las bodegas de Valdepeñas podría perjudicar a todos ellos, puesto que puede les afecte en número de ventas. Porque en esta guerra, todos pierden -incluso los distribuidores- puesto que el consumidor final podría desconfiar del Valdepeñas existente en el mercado y, ante la duda, desestimar la compra.

Publicado por neusagullo

Periodista de profesión, mi pasión es escribir en todos los soportes posibles: online -blog y redes sociales- y offline. Apasionada por la Comunicación, el Marketing, la Relación Pública y Organización de Eventos. Asimismo, dedico tiempo a la Literatura.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: